Menú Principal

PALABRAS DE BIENVENIDA

Sin duda estamos en tiempos de crisis, para qué ahondar en aquello, hoy estamos llamados a superar los obstáculos y levantarnos ante la adversidad  con fe, esperanza y  autoconfianza, ingredientes necesarios para poder enfrentar la realidad del entorno y las vicisitudes con actitud positiva y equilibrio emocional.

El problema es que la crisis nos enfrentó a varias dificultades, la más importante de todas el miedo y la repercusión que esto puede tener en nuestras vidas, el miedo nos paraliza, nos hace hacer y decir cosas que no queremos y ahí se produce el caos, la desconfianza y sobre todo la incertidumbre por mi futuro, es por ello la importancia de cultivar el pensamiento positivo ante la adversidad, hoy más que nunca debemos aprender a controlar nuestra mente, dirigirla hacia el éxito, impulsando las actitudes y pensamientos positivos, desarrollar la capacidad de acción, más necesaria que nunca en tiempos de crisis, y sobre todo a confiar en las decisiones del equipo Directivo, quien vela por el bienestar de todos y todas las que formamos parte de esta Corporación.

Es por ello que a todos los funcionarios que forman parte de esta Comunidad educativa les hago un llamado a:

1. Adaptar nuestras expectativas a la nueva realidad, ya que esta crisis nos da la posibilidad de ver la vida de otra manera, enfrenar nuestro trabajo con otras herramientas, a ponernos creativos para estar detrás de aquellos que hoy nos necesitan, que son nuestros estudiantes.

2. Fomentar la creatividad y la capacidad de innovación, en un contexto como el actual, hay que buscar formas diferentes de pensar y enfrentar los problemas habituales, hay que fomentar el pensamiento lateral y perder el miedo a probar cosas nuevas.

3. Planificar y actuar: hay que mirar adelante, tomar decisiones y actuar, paso a paso, no repetir lo que hemos venido haciendo, es hora de sentarnos a revisar lo realizado y ver como lo podemos hacer para enfrentar de la manera más exitosa posible este desafío que se nos vino sin llamarlo ni desearlo.

4. Adecuar nuestra capacidad de trabajo a esta nueva realidad los docentes siempre hemos trabajado más que la media y así va a seguir siendo, sólo que ahora toca trabajar más y a esta tarea docente hoy se nos suma el invaluable apoyo del asistente educacional, quienes en este establecimiento a diferencia de otros, tienen un papel protagónico en el éxito de nuestros objetivos institucionales.

5. Cargarnos de energía positiva a través de nuestro desarrollo personal, siendo capaces de vivir apasionadamente nuestra dedicación al trabajo, de dar lo mejor de nosotros mismos, a la vez ser capaces de relativizarlo, de distanciarnos de él, tele trabajar solo las horas justas, no quitarle el tiempo a nuestra familia, hijos y cercanos, no darle más importancia de la que tiene. Esa es la manera para implicarnos al tope pero sin agobiarnos y de llegar a dominar nuestras emociones.

Y finalmente cultivemos el sentido del humor, nunca olvidemos nuestra esencia quimahuina, que nos identifica, una de las cosas que nos diferencia como ser humano, es la risa, aprovechemos esta característica tan propia de este gran Equipo de trabajo y ver si conseguimos todos junto salir de esta crisis que nos tiene tan atormentados. No demos paso al miedo, estamos en tiempos de aprendizaje…. Y sin duda…. saldremos de ésta airosos y con un crecimiento producto de todo el aprendizaje que tuvimos que enfrentar.

Fuerza equipo!!!….