Menú Principal

Nuestra Historia

Nace en el año 1998 como OTEC y reconocido por el SENCE

En el año 1999 incorpora la Escuela de Conductores reconocida por el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones.

El CEIA Quimahue, nace en el año 2001 bajo la resolución exenta N° 1807 del año 2001, con  dos modalidades Básica y Media Científico Humanista y con una matrícula inicial de 120 alumnos y una matrícula final de 60 alumnos, ubicado en calle Saavedra 629 en un edificio arrendado como casa habitación en primera instancia por la directora y una construcción de cuatro salas con capacidad para 25 y 17 alumnos respectivamente.

Desde el año 2001 a la fecha el Proyecto Educativo Institucional se reestructura constituyéndose en una herramienta de Planificación Institucional  el cual se readecúa de acuerdo  a las necesidades educativas de los estudiantes.

En el año 2001, existe un registro en donde se realizó un análisis FODA, en que se señala que “Cecap Quimahue está inserto dentro de una comunidad que requiere de una alternativa efectiva en el tema de la capacitación y de una educación alternativa a los sistemas tradicionales”, la cual está dirigida a adultos, dueñas de casas y trabajadores que deseaban terminar sus estudios con el fin de mejorar su autoestima y en algunas casos sus expectativas laborales.

En el año 2003 se realiza la primera reestructuración, para poder establecer la Misión y la Visión del CEIA y la proposición de principios y objetivos estratégicos, así como también el Plan Anual “con acciones que se ejecuten de acuerdo a las necesidades educativas, administrativas y sociales”  dando lugar al PEI 2003 cuyo objetivo principal es “producir un mejoramiento de la calidad de los aprendizajes, que les permita obtener un proyecto de vida y con ello su reinserción en la sociedad” llegando a todas aquellas personas que “en su momento se vieron en la obligación de desertar del sistema escolar”.

El año 2004, se incorpora al PEI un Diagnóstico de la realidad que arroja que el 40% de la población de los habitantes de la comuna fluctúan entre la pobreza y extrema pobreza, lo que se traduce en el replanteamiento de la misión del CEIA, en el sentido de “orientar los aprendizajes en el aula hacia competencias, habilidades y valores que les permitan desarrollarse con éxito en el mundo laboral” incorporando para esto la educación Media Técnico Profesional con 3 carreras aprobadas por el ministerio de educación.

En el período 2006-2007,  el PEI se dirige hacia una educación inclusiva basada en la valoración de la diversidad como proceso de enseñanza aprendizaje” incorporando jóvenes desertores del sistema tradicional de educación. Este año también se incorpora al PEI y por ende al quehacer educativo, la educación Flexible y la Validación de estudios como otra forma de atender a la diversidad de necesidades educativas que presenta la comunidad, así como también la incorporación de un equipo multidisciplinario (asistente social, psicólogo, orientador y educador diferencial) para atender a los alumnos con NEE.

En el periodo 2008-2012, se incorpora al PEI la atención de alumnos infractores de ley en alto riesgo social, se conforma el equipo multiprofesional de apoyo al alumno, reforzándose el año 2012 con la participación de 3 educadores diferenciales, una psicóloga y una  asistente social, desarrollándose talleres de arte, música y banquetería con el fin de entregar a los alumnos posibilidades de desarrollo personal en otros ámbitos

Todas estas acciones tienen como propósito ir aumentando la cobertura de atención a alumnos con diferentes necesidades educativas, lo que da como resultado el aumento sostenido de matrícula desde el año 2001 a la fecha, desde del año 2004 se trabaja con la máxima capacidad aprobada  y  a partir del año 2005 a la fecha se incorpora  una cantidad de 5 alumnos excedentes por curso sin derecho a impetrar matrícula, quedando todos los años una población en lista de espera que entre los años 2006 y 2010, que asciende a la suma de 194  alumnos inscritos y que no han podido ingresar al establecimiento.

En el año 2013, el fondo de Inversión Social (FIS)  de Claro y Asociados, aprueba un proyecto de inversión por US 600 mil, los cuales fueron facilitados como préstamo para financiar la compra de terreno, diseño de edificación, edificación y mobiliario, ampliando con esto la cobertura de matrícula de  237 alumnos a 540 alumnos.

En el año 2016, se hace entrega del nuevo edificio escolar con capacidad para más de 500 estudiantes. Se termina el año escolar con 430 estudiantes.

En el año 2017, a partir de este año, nuestro CEIA implementa la modalidad de Aprendizaje Basado en Proyectos (ABP) con el fin de darle un sentido al proceso de enseñanza aprendizaje y que el estudiante sea protagonista y participe de las actividades que busquen abordar problemáticas y situaciones que realmente tengan impacto en si vida diaria. También a partir de este año se le dio énfasis al Consejo Escolar del establecimiento, pasando a ser una instancia de reflexión y de apoyo a la gestión del establecimiento, logrando la participación no solo de los actores internos del establecimiento sino que se incorporan actores externos, tales como Carabineros, PDI, Municipalidad de Cañete, Junta de vecinos y Redes de apoyo social tales como la OPD.

En el año 2018, en este año a través de la conformación del Equipo Psicosocial del establecimiento, se incorpora de manera activa a la Familia, con los padres y apoderados de los estudiantes del establecimiento, que viven bajo la tutela de esta figura como pilar fundamental en su formación. Se conforman talleres de participación y Escuela para padres que van en apoyo a la labor educativa y a la familia. A partir de este año, los docentes del establecimiento ingresan a Carrera Docente de manera voluntaria.

En el año 2019, el hito que marca este año, es el fortalecimiento del compromiso con el Medio Ambiente, incorporando actividades tanto al Curriculum como actividades extra programáticas que dan énfasis al cuidado del medio ambiente, así como también se le pone énfasis a los Planes de Formación incorporándolos de manera explícita en el proceso formativo de los y las estudiantes.